Zaragoza participará en el proyecto gracias a la colaboración entre Ibercivis, Ayuntamiento de Zaragoza y Etopia

Socio Bee (Wearables and droneS fOr CIty Socio-Environmental Observations and BEhavioral ChangE) se trata de un proyecto piloto europeo que pretende mejorar la calidad de vida de los ciudadanos reduciendo la contaminación. En el proyecto participan 18 organizaciones de países como Italia, Bélgica, Países Bajos, Alemania o España. En el caso de nuestro país, el proyecto tendrá como ciudad de referencia a Zaragoza con un trabajo conjunto de la Fundación Ibercivis, el Ayuntamiento de Zaragoza y la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento.

Para ello se utilizarán wearales, que en español se podría traducir como ropa tecnológica -por ejemplo, cazadoras con medidores de aire-, es decir, prendas que utilizan los beneficios de la tecnología a través de sensores para poder medir distintos parámetros y después realizar un análisis de la información que recogen. La información también se podrá recoger a través de drones o de sensores que se podrían instalar en una bicicleta. Una vez analizada la información se propondrán cambios de hábitos encaminados a mejorar la calidad de vida, por ejemplo; reestructurar las rutas de los autobuses urbanos que recorren la ciudad.

Por lo que respecta a Zaragoza, el reto principal será el de atraer a un público joven -entre 8 y 16 años- con la intención de crear conciencia y compromiso con el medio ambiente desde edades tempranas. Ese cambio de hábitos de que busca el proyecto sería más sencillo de interiorizar entre los más jóvenes que además transmitirían a su círculo más próximo (padres, abuelos, hermanos…)

Entre los objetivos se encuentran:

  • Sensibilizar de la problemática del cambio climático.
  • Apostar por hábitos y comportamientos más sostenibles.
  • Conseguir que los ciudadanos tomen conciencia de los retos medio ambientales a los que se enfrenta nuestro planeta.

El nombre del proyecto se debe a la metáfora del comportamiento de las abejas: la ciencia ciudadana sería la colmena que agrupa a diferentes grupos de población: adultos, jóvenes, ancianos y viajeros cotidianos. Aprovechando los roles que toman cada unas de las abejas en una colmena se establecerán tareas entre los distintos integrantes del proyecto.

La labor de Ibercivis en el proyecto será buscar potenciales participantes utilizando los beneficios de la ciencia ciudadana o los workshop, además de divulgar el proyecto entre los diferentes públicos y difundir los resultados del mismo.

Ya se han producido los primeros encuentros entre los organizadores del proyecto para establecer estrategias, tareas y objetivos pero no será hasta dentro de unos meses cuando se ponga en marcha el grueso del proyecto y los participantes puedan comenzar a medir la contaminación de su ciudad.

La iniciativa es posible gracias a la colaboración de la Fundación Ibercivis con el Ayuntamiento de Zaragoza, y Etopia Zaragoza Sociedad del Conocimiento.

Más adelante iremos contando más detalles de Socio Bee.