Hay momentos que se pueden adornar muy fácilmente con una sonrisa. La ultimación y presentación del vídeo corporativo de Ibercivis (échale un vistazo aquí) es uno de ellos. Nos gusta, por qué no decirlo, en varios aspectos, pero sobre todo porque refleja muy bien lo que el equipo humano de la Fundación es, lo que aspira a ser y lo que quiere transmitir a la sociedad. Comprobar las reacciones tras los primeros visionados por parte de gente cercana también es un estímulo para continuar trabajando. Queremos creer que refuerza una imagen de Ibercivis muy cercana a su personalidad, y eso nos satisface.

No haremos aquí un comentario del vídeo, sería muy pretencioso. Pero sí que queremos destacar el aporte de riesgo, de cambio y de innovación que se ha incorporado mediante la utilización de técnicas o efectos visuales novedosos. Sin perder no obstante el sentido del quehacer de la Fundación: el para qué, el por qué de esa innovación… que se fomenta y se alimenta con una mirada hacia la sociedad muy intensa, muy nítida. Y es que la gestación y desarrollo de esos tres minutos escasos de vídeo constituye un reflejo fiel de la motivación última de Ibercivis: la colaboración, la apertura, la transparencia y el buen talante de quienes han firmado el trabajo (gracias, gracias gracias!!), son un trasunto de la idea que mueve a Ibercivis: juntos, colaborando, hacemos algo mejor. Juntos, colaborando, hacemos ciencia.

Desde aquí queremos dar nuestro más sincero agradecimiento a los autores del vídeo y la música original por su paciencia a la hora de recibir instrucciones y puntualizaciones por parte de Ibercivis, y a todos los que de uno u otro modo lo han hecho posible con sus acertadas sugerencias.

¿Qué opinas? ¿Te gusta?