Dejamos para su descarga y consulta el informe del Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España, que repasa la actividad del Observatorio y los agentes implicados en la ciencia ciudadana – gestores de proyectos, instituciones y científicos ciudadanos- durante el plazo que va desde abril de 2019 a noviembre de 2020.

Desde el observatorio se destaca que su trabajo es un trabajo de co-creación, realizado con todas y cada una de las personas que hacen ciencia ciudadana en España, sea cual sea su papel.

Co-creación en el Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España

Muchas de esas personas colaboran también directamente en el desarrollo del Observatorio, por ejemplo aportando recursos (educativos o de otro tipo), realizando tareas de comunicación, participando en coloquios, o en entrevistas y artículos, como queda reflejado en el informe. Por eso, sin ser un proyecto de ciencia ciudadana – en el sentido de que su objetivo no es encontrar resultados a una pregunta de investigación – el Observatorio es, cada vez más, un proyecto participativo en torno a la I+D+i, en el que entendemos la cooperación como una clave fundamental. Al igual que en los demás proyectos de Ibercivis – esos sí, de ciencia ciudadana – buscamos trabajar de un modo colaborativo en el que cada persona aporta y recibe, en el que todos nos enriquecemos al construir o mejorar los diversos ámbitos en que nos movemos, incluidos los sistemas – institucionales o no – de ciencia y tecnología, o de investigaciones sociales y humanísticas, o de educación. Buscamos co-crear espacios para generar y compartir conocimiento, espacios en los que se multiplican las sinergias y los agradecimientos mutuos. Confiamos en que esto sea una realidad, corregida y aumentada entre todos. ¡Gracias!

La ciencia ciudadana española en su contexto europeo e internacional

-De los 77 proyectos de ciencia ciudadana con participación española financiados por los Programas Marco de la Unión Europea hasta la fecha, son 28 los liderados por grupos españoles.
-Se han financiado proyectos tanto en la línea transversal ciencia con y para la sociedad como en el área sobre desafíos sociales, una de las tres áreas fundamentales (pilares) de Horizonte 2020.
-Se puede prever el apoyo de Horizonte Europa a la ciencia ciudadana en un número creciente de áreas de investigación, en particular en temas alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.
-La ciencia ciudadana española ha estado presente en los acontecimientos más relevantes del panorama europeo e internacional.

Crecimiento y consolidación de la ciencia ciudadana en el ámbito nacional

-La Estrategia Española de Ciencia y Tecnología incluye la ciencia ciudadana entre sus cuatro principios básicos para apoyar la investigación y la innovación nacional.
-La convocatoria de ayudas de FECYT correspondiente a esta edición del Observatorio añadió la ciencia ciudadana entre sus líneas de actuación.
-Una gran parte de la infinidad de impactos científicos de la ciencia ciudadana queda reflejada en el número creciente de publicaciones en revistas indexadas.
-Los proyectos de ciencia ciudadana en España – cada vez más diversos en temáticas, metodologías, alcance, inclusividad – generan importantes impactos sociales, ambientales, educativos y políticos, junto a los científicos.