NEWSERA: cómo los datos que genera la ciencia ciudadana pueden convertirse en historias

El proyecto europeo sigue avanzando en su objetivo de co-crear estrategias innovadoras de comunicación

Artículo publicado en el suplemento Tercer Milenio de Heraldo de Aragón. Puedes leerlo también, aquí.

¿Cómo se pueden convertir datos e información en historias atractivas para el público? El proyecto europeo NEWSERA celebró el pasado viernes 28 de enero el taller NEWSERA Fryday sobre periodismo de datos con la intención de responder a esa pregunta. Las semanas previas se habían realizado tres talleres online a escala local en los tres países involucrados, España, Italia y Portugal. Los participantes son 38 proyectos muy diversos -medición de olores, fotografías nocturnas de ciudades, un videojuego que ayuda a investigar sobre el cáncer o una web para recopilar observaciones de la naturaleza- de los tres países europeos.

NEWSERA, tiene como objetivo principal identificar los retos a la hora de comunicar proyectos de ciencia ciudadana, y una vez identificados, darles herramientas a sus responsables y participantes para mejorar sus habilidades y capacidades para transmitir ideas de una forma eficaz. Es decir, de una manera clara, que llegue a los diferentes públicos y que el mensaje esté alineado con los objetivos que persigue el proyecto.

El proceso de investigación en algunos proyectos de ciencia ciudadana genera gran cantidad de información y datos. La validez de esa información también fue uno de los aspectos que se mencionó en el taller, es decir, la tarea que tiene el investigador de discernir entre los datos que son útiles para su investigación de los que no.  Esos datos deben ser analizados, tratados o “reciclados” para seguir investigando con la intención de seguir avanzando y conseguir objetivos. 

¿Qué hacer con los datos?

¿Qué hago con los datos?, ¿Cómo utilizar esos datos para hacérselos llegar a mi audiencia?, ¿Cuál es la mejor manera de hacerles llegar la información a todas aquellas personas que puedan estar interesadas o les pueda resultar útil?. Esas preguntas suelen ser habituales a la hora de comunicar proyectos de ciencia ciudadana y una de las respuestas pasa por el storytelling, es decir, contar una historia o relato integrado por las acciones e ideas del proyecto. 

En el taller se dividió a los participantes en varios grupos por temáticas: biodiversidad, salud y vida en la ciudades, y por último, ecosistemas acuáticos. De primeras puede parecer sencillo, pero en el taller, moderado por Mazia Mazzonetto, los participantes pudieron comprobar que no es fácil identificar el relato e historia que se quiere contar. 

El evento utilizó una metodología dinámica y participativa proponiendo a los participantes una pregunta: ¿Cuáles son los mayores retos que se encuentran a la hora de comunicar su proyecto? Los participantes fueron dando sus ideas en Post-it virtuales y coincidieron en la necesidad de llegar a un público más amplio, es decir, a aquellas personas que se encuentran fuera de la comunidad de expertos y científicos y que no están familiarizados con el vocabulario o el contenido de los proyectos. Los participantes comentaron los problemas que se han encontrado a la hora de contar sus proyectos, de darle visibilidad en medios de comunicación o de mandar un mensaje útil y accesible a sus públicos. 

De ahí surge la necesidad de contar una historia atractiva, que la ciudadanía la pueda comprender de manera sencilla sin infravalorar el conocimiento técnico que aportan los proyectos. El reto es comunicar a través de, por ejemplo, infografías -muy útiles para presentar datos-, vídeos cortos o historias personales, como también se mencionó en varias ocasiones. En definitiva, una comunicación que llegue a la ciudadanía y conseguir su involucración y reflejo en el proyecto. 


Foto: NEWSERA

Para concluir el taller y aportar feedback, el periodista Marco Boscolo dió algunos consejos a los participantes. Por ejemplo, construir una historia de una manera más pequeña, más personal, con la que el público pueda sentirse más identificado. Es decir, a veces se habla de una forma muy general y eso puede ser contraproducente. En uno de los talleres, se hacía hincapié en la necesidad de poner el foco en los retos a nivel regional o local. Otro de los asuntos que comentó Boscolo es la intención que muestran los proyectos de colarse en las agendas de los periodistas, ahí sugirió que ese no tiene porque ser el único objetivo. 

También transmitió algunas ideas inspiradoras, Boscolo mencionaba las creencias apocalípticas sobre el futuro de la naturaleza y el medio ambiente, y que la pandemia ha acentuado. Destacaba el papel que deben jugar los investigadores, aportando calma y mensajes contrastados en un momento de tanto ruido. Por último, también hizo hincapié en el cambio histórico que ha supuesto para el mundo que haya muchas más personas viviendo en las ciudades que en el entorno rural, y ese contraste entre lo urbano y lo rural. Por lo que destacaba la necesidad de que las historias vayan encaminadas a destacar que las ciudades deberían ser menos contaminantes y más respetuosas con el medio ambiente. 

¿Qué es NEWSERA? 

Se trata de un proyecto financiado por la Unión Europea con una duración de tres años que pretende utilizar el potencial que tiene la ciencia ciudadana para comunicar mejor la ciencia. El objetivo de NEWSERA es trabajar conjuntamente con proyectos de ciencia ciudadana y expertos para conseguir nuevas formas de comunicar y hacer llegar sus mensajes a los diferentes públicos: ciudadanía en general, mundo académico, sector público, empresa e industria, periodistas y profesionales relacionados con la comunicación científica. Tras todo ese proceso de análisis, discusión y co-creación se publicarán unas guías de comunicación con estrategias para llegar a diferentes públicos. Las entidades que conforman NEWSERA son Science for Change (socio coordinador), Padova Science, Technology & Innovation Studies – Universitá di Padova, FCiências.ID – Associação para a Investigação e Desenvolvimento de Ciências, Fundación Ibercivis y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.