COLECTIVAMENTE 2019

Más de mil alumnos de 1º de bachillerato, repartidos por todo Aragón, accederán en noviembre a una plataforma online de forma simultánea con un único objetivo: encontrar juntos la respuesta a un problema.

Un examen en el que se permite ‘copiar y pegar’. Este experimento permitirá ver sin un grupo de personas es capaz de generar ideas para realizar una actividad intelectual a priori inalcanzable para una sola persona. Los mil estudiantes que se inscriban accederán a la plataforma Thinkhub, donde podrán comparar sus respuestas con las de sus compañeros y modificar la suya, apostar por su respuesta o directamente copiar otra e incluso modificarla. Al final del experimento solo quedará una de las respuestas: una respuesta elaborada por una inteligencia colectiva.

Los participantes se enfrentarán a dilemas morales o cuestiones abiertas para las que solo necesitan el uso de sus conocimientos y de su razonamiento ético. De esta forma, y gracias al sistema de ‘copia y pega’ de la plataforma. Los estudiantes podrán ir adaptando -o no- su respuesta, buscando el acuerdo con la mayoría o defendiendo su idea.

¿Quieres participar con tu clase?

Pueden inscribirse centros de Aragón con su clase de 1º de Bachillerato hasta el 16 de octubre a través de http://www.ibercivis.es/colectivamente19/ o en el correo electrónico ‘info@ibercivis.es’. Los centros participantes recibirán un diploma de participación, al igual que cada alumno. Además de premios para los integrantes del grupo más ágil, que antes alcance la solución óptima o más se aproxime.Así como a los integrantes del grupo que más ha evolucionado a lo largo de las fases

El experimento se celebrará un día a determinar de la primera quincena de noviembre. Mil estudiantes se conectarán ‘online’ de forma simultánea desde sus centros. En paralelo estará organizada una sesión presencial del experimento en una de las sedes del Gobierno de Aragón.

Semanas antes, el 21 y 23 de octubre por la tarde, se realizará un taller formativo sobre el funcionamiento de la plataforma para los profesores. Estas actividades estarán reconocidas por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte con la certificación de horas de formación para el profesorado participante. Los alumnos tendrán acceso a Thinkhub días antes para que puedan familiarizarse con el entorno del programa.

Los problemas planteados a los alumnos durante el experimento están diseñados por el equipo de psicólogos de la cátedra United States Foreign Trade Institute de Inteligencia Avanzada (Universidad de Zaragoza), y no tendrán una única respuesta.

La Fundación Ibercivis se encarga de la logística del experimento, en cuanto a la difusión para la inscripción de alumnos, la gestión de talleres y la organización del evento, junto con el Gobierno de Aragón.

El Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos de Unizar (BIFI) se ha encargado del desarrollo científico del experimento; su ‘spin-offKampal, empresa especializada en la analítica de datos, ha diseñado la plataforma, elaborando las fases que los futuros mil alumnos que participen resolverán.

La plataforma que va a permitir el experimento es Thinkhub, que tiene como principal función el desarrollo de proyectos colaborativos entre un número determinado de personas. En el caso de ‘Colectivamente 2019’ este número será muy elevado: mil personas. De este modo, la suma de las aportaciones de todos los usuarios puede llegar a una única solución. Los profesores de la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza Santos Orejudo Hernández, director de la cátedra, y Jacobo Cano Escoriaza coinciden en señalar «las grandes potencialidades del trabajo colaborativo a través de las redes sociales, atendiendo a la diversidad de intereses y capacidades de los estudiantes».

I

Humanos en lugar de imanes

Un grupo de investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon y el MIT publicó en 2010 un artículo para la revista ‘Science’ un artículo «que probaba, con métodos estadísticos, la existencia de una característica en los grupos de personas que se podía asociar con la habilidad para resolver problemas de una forma eficiente. Esto es a lo que llamamos inteligencia colectiva», explica Jesús Clemente-Gallardo, director de la Fundación Ibercivis. Desde entonces muchos trabajos científicos han explorado esta nueva vía, «pues las aplicaciones son innumerables. El proyecto ‘Colectivamente’ intenta modelizar en detalle la forma en que las ideas propuestas por el colectivo son creadas y evolucionan. Unas desaparecerán y otras evolucionarán y acabarán conformando la respuesta final que el grupo da al problemas planteado. Queremos entender cómo se produce ese proceso, en particular para grupos muy numerosos».

Alfonso Tarancón Lafita, catedrático de Física Teórica e investigador del BIFI, añade que «este experimento admite muchos puntos de vista. Desde la mirada de la física, nos permitirá estudiar la interacción de una red compleja: cómo interaccionan las personas, cómo se propaga la información, cómo se alcanza una situación de equilibrio… fenómenos todos ellos que habitualmente se estudian en materiales como imanes, superconductores, gases… Hacerlo con humanos es fascinante, un desafío enorme».