Hoy 20 de mayo es el día Internacional de las Fresas, y aprovechamos la fecha para recordar que tenemos en marcha el experimento Vigilantes del Cierzo, donde el fresal es el protagonista.

El pasado 23 de abril repartimos 1500 macetas de fresal durante la celebración del Día de Aragón en el Edificio Pignatelli de Zaragoza, que a día de hoy estarán repartidos por buena parte de la ciudad y la provincia, y que servirán de bioindicadores de la calidad del aire de nuestro entorno.

Así, a finales de junio comenzaremos a recibir muestras de estas plantas -dos o tres hojas cortadas por sus dueños y enviadas a la fundación- que analizaremos en el laboratorio para determinar la cantidad de mineral magnético que han recogido en su superficie. Este material se relaciona con la contaminación ambiental y nos servirá para elaborar el mapa de la calidad del aire de la ciudad.

Gracias a todos los que estáis cuidando las macetas en vuestras casas y hacéis de ellas sensores de medición de la calidad del aire. En unas semanas podréis enviarnos dos o tres hojas de vuestra maceta para proceder a su análisis científico.

La #CienciaCiudadana acerca el método científico a todo el mundo, y experimentos como Vigilantes del Cierzo favorecen la participación de un modo sencillo, abierto y accesible para todos ya que no se necesitan grandes conocimientos ni tecnología para llevarlo a cabo.

Así fue el día de entrega de las macetas en el Edificio Pignatelli del Gobierno de Aragón, contado por el programa de la televisión autonómica Aragón en Abierto: